miércoles, 5 de octubre de 2016

El sueño del Turó de la Peira

Una de las históricas luchas vecinales del Turó de la Peira (Nou Barris), tener un polideportivo y una piscina municipal en buenas condiciones en el barrio, será por fin realidad a partir del 2018 después de que el mes que viene comiencen las obras en el solar de la calle de Sant Iscle. "Llevábamos 20 ó 30 años luchando por esto", señala el presidente de la asociación de vecinos del barrio, Antonio Silva.

El Ayuntamiento terminó en agosto el derribo de las antiguas instalaciones y, antes de que acabe el año (previsiblemente en noviembre), comenzarán las obras. El consistorio espera que duren unos 18 meses; los vecinos, 24. "La piscina que había era muy vieja y estaba muy mal. Tenía solo seis calles y apenas un metro y medio de profundidad", explica Silva.

PARA MAYORES Y ESTUDIANTES

Aquella piscina, construida en 1972 y situada al lado de la escuela Calderón de la Barca, era básicamente utilizada por personas mayores para ejercicios de rehabilitación y también por el alumnado de los colegios adyacentes. También en malas condiciones se encontraba la pista descubierta de fútbol sala del CFS Montsant, justo en el solar de al lado de la piscina. "Eso parecía el Bronx de Nueva York", añade el presidente de la entidad vecinal. Será aquí donde se construirá un polideportivo cerrado.
La piscina y el polideportivo estarán conectados con una rampa exterior rodeada de vegetación. Se podrá acceder desde la calle de Sant Iscle.Además, las obras incluirán no solo la construcción de unas instalaciones nuevas, sino también la urbanización de toda la isla y la mejora de la conectividad del entorno, especialmente entre las calles de Sant Iscle y de Pi i Molist. En total, 4.407 metros cuadrados.
Para la concejala de Nou Barris, Janet Sanz, la construcción de estos nuevos equipamientos, que supondrán una inversión de 10 millones de euros, responden al "compromiso" del Ayuntamiento con el deporte de base. "Es una manera de incentivar la función social del deporte y también dignificar estos barrios", asegura Sanz.

CHICOS DE LA CALLE

El CFS Monsant forma parte de la Associació de Veïns Turó de la Peira. "Hace 32 años que jugamos en esta pista municipal. En su momento, había muchos chavales en la calle, así que los intentamos meter en un equipo de fútbol", rememora Silva. Actualmente este club de fútbol sala tiene un total de 500 jugadores distribuidos en 18 equipos. Ahora, por las obras, tienen que desplazarse a otras canchas, algunas situadas en el barrio de Prosperitat.
Como explica el presidente de la asociación de vecinos, conseguir que este espacio se rehiciera llevó su tiempo, pero se logró hace cuatro años cuando Xavier Trias (CiU) era todavía alcalde. "Fue sin embargo Barcelona En Comú el partido que se decidió a tirarlo a delante y ejecutarlo finalmente", apostilla el representante vecinal.

Obra sostenible y cuotas especiales

Según el Ayuntamiento, todo el futuro espacio deportivo del Turó de la Peira se ha diseñado siguiendo criterios de sostenibilidad. La estructura, por ejemplo, será de madera. Asimismo, la cubierta tendrá aislamiento de corcho y un jardín vertical servirá como protección solar. Además, para minimizar el impacto de las obras, el Distrito de Nou Barris y el Institut Barcelona Esports ofrece a los abonados del barrio tarifas especiales en otros centros deportivos cercanos, como Cotxeres de Borbó, Can Dragó y Artesania. También el Club de Natació Atlètic Barceloneta (que gestiona la piscina del Turó de la Peira) ofrecerá una cuota especial para acceder a su centro.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/sueno-del-turo-peira-5447278